El Ángel Ximénez se impuso al Chartres francés por 31-28 (17-18) en un grandísimo encuentro, en el que los pontanenses llegaron a estar perdiendo por ocho goles al filo del ecuador del primer tiempo. Sensaciones insuperables del conjunto de Paco Bustos, que en su conjunto estuvieron de diez.

Con la lección bien aprendida del día anterior, el equipo francés salió muy metido en el partido, todo lo contrario que el cuadro pontanés. Todo apuntaba a que en el ecuador del primer tiempo el Chartres ya había sentenciado el partido, pero... Así, a los cinco minutos llevaban cuatro goles de diferencia y a los quince, siete. La facilidad realizadora de Ilic, Perdesen y Grosejl marcaba la diferencia para los suyos, mientras que en los pontanenses, Xavi Tua, con cuatro goles, dejaba el electrónico con más cinco para los franceses, 8-3.

Ante la reacción local, Toni Gerona pedía tiempo, con el único objeto de poner orden en su equipo, todo esto a once minutos para el descanso un marcador favorable al cuadro francés, 9-13. La defensa 5:1 de Xavi Tua continuaba haciendo daño al ataque francés. Delcio Pina y Marcio hacían que el marcador se estrechara hasta la mínima expresión y llegar al descanso con sólo un gol de desventaja, 17-18.

El segundo tiempo no pudo comenzar mejor para los de Paco Bustos, que a los tres minutos daban la vuelta al marcador, 19-18, y dos minutos más tarde marcaban la máxima diferencia, 21-19. A partir de aquí el conjunto pontanés controló su ataque y, con una buena defensa, los de Paco Bustos abrieron una ventaja de tres goles, que en un minuto se quedaría en 23-23. Doce minutos del segundo periodo y de nuevo comenzaba el partido, aunque las sensaciones eran otras, con un Chartres lanzado. 

Con igualdad total se llegaba al ecuador de este periodo, donde ambos ataques no estaban lo afortunados que minutos antes. Pero dos minutos más tarde, los de Paco Bustos volvían a hacer unos minutos de lujo. Los goles de Xavi Tua y David Estepa hacían que el marcador volviera a estar con tres goles de ventaja, 26-23.

Mientras tanto, Konecny en portería se convertía en una muralla. A falta de diez minutos, Toni Gerona se lo jugó todo a un ataque con siete jugadores de campo. Una jugada individual y una pérdida de balón de los pontanenses hizo que Troelesen metiera a su equipo en el partido.

La defensa seguía brillando a un gran nivel y el ataque seguía a lo suyo, que no era otra cosa que marcar y a tan sólo cinco miutos para el final el equipo pontanés se colocaba con cuatro goles de ventaja que fueron insalvables.

Ficha técnica:

31- Ángel Ximénez Puente Genil: Álvaro de Hita, Delcio Pina (7), Marcio Da Silva (3), Antonio Cabello, José Cuenca (1), Corning (2), Pineda, Javi García (2), Xavi Tua (6), Pomeranz (2), Mitic (3), Pere Arnau, David Estepa (5) y Konecny (p).

28 - Chartres Metropole: Grahovac, Ilic (7), Troelesen (2), Figueras (8), Afanou-Gatine, Marc Cañellas, Pedersen, Groselj (4), Kudinov (1), Dimitrov, Meyer (p), Onufriyenko, Cham, Radic (p), Urban, Jund, Verin y Luy.

Parciales: 1-5, 3-8, 5-12, 10-13, 12-16, 17-18 (descanso), 20-19, 23-21, 24-23,26-23, 29-25 y 31-28.

Árbitros: Alejandro Núñez y Álvaro Montes, de Córdoba. Excluyeron a Pedersen, Troelesen, Grosejl y Kudinov por el Chartres y al local Mitic.

Incidencias: Antes de comenzar el encuentro, Adrián Figueras recibía un presente por su medalla de bronce en Tokio 2020.