La judoca cordobesa Julia Figueroa ya cuenta los días que le quedan para competir en los Juegos Olímpicos por segunda vez en su carrera. Tras perder en el primer combate de -48 kilos en 2016, el próximo 24 de julio intentará acercarse a las medallas en Tokio. Hace un mes obtuvo su primer podio en un Mundial, al conseguir el bronce en Budapest, por lo que llega a esta cita probablemente en el mejor momento de su carrera.

-¿Cómo llega física y mentalmente a los Juegos Olímpicos?

-Estoy ya con la puesta a punto final y con ganas de que llegue el día de combatir.

-¿Qué valoración le ha dado al bronce que ha conseguido en el reciente Mundial?

-No he tenido mucho tiempo para asimilarlo, pues ha sido acabar el campeonato del mundo y preparar Tokio, por lo que ha habido poco tiempo para asimilarlo.

-En el pasado Mundial hubo en su peso más inscritas de lo normal. ¿Cómo vio a las posibles rivales en Tokio?

-Había mucha gente que se estaba jugando la clasificación, aunque yo la verdad es que no seguí demasiado la competición, pues me centré solo en mis combates.

-¿Se ve en el mejor momento de carrera?

-La verdad es que sí que me veo bien física y tácticamente, por lo que me veo con opciones de pelear por una medalla.

- ¿Qué opciones reales cree que tiene de subir al podio?

-En Tokio no me vale otra cosa que no sea la medalla, aunque claro, las demás también juegan. Voy a intentar hacerlo lo mejor posible y volverme a casa con una medalla, aunque está claro que puede pasar cualquier cosa.

- ¿Cree que va a tener más suerte en el sorteo que en Río?

-El primer combate se sortea influyendo el ránking de cada una. Sin embargo, hace cinco años me tocó en el primer combate a la cubana que no era cabeza de serie, era buena y me ganó. Este año podría pasar lo mismo, pues la francesa, que es una de las favoritas a la medalla, no va de cabeza de serie y me podría tocar en el primer combate. El primer combate siempre es complicado.

-Su peso tendrá lugar en el primer día de competición tras la ceremonia inaugural, por lo que podría darle a España su primera medalla en Tokio. ¿Es consciente de ello?

-Mi peso tiene lugar el primer día y podría ocurrir, pero yo no pienso en eso, solo en hacer una buena competición y si llega la medalla, me da igual que sea la primera o la segunda de la delegación española.

-¿Cuáles son las favoritas a las medallas?

-La japonesa, al estar en casa, va a ser una de las favoritas, al igual que la número uno mundial actual, que es la judoca de Kosovo, y la campeona mundial anterior que no ha ido a este último mundial que es la ucraniana.

-¿Qué le dice la gente del club cordobés en el que se formó?

-La gente del club Kodokán Córdoba me ha deseado mucha suerte y que vaya a por todas en Tokio.

-¿Piensa retirarse tras Tokio?

-Para empezar, tras los Juegos me pienso tomar el mes de agosto de vacaciones. Sin embargo, mi idea es seguir compitiendo la próxima temporada.

-¿Hay algún detalle técnico sobre el que esté haciendo especial hincapié en estos días?

-En concreto no, aunque sí estoy trabajando algunos puntos claves técnicos que ya hacía bien pero para hacerlos todavía mejor.

-Hace cinco años se quedó sin ir a la ceremonia inaugural. ¿Le va a ocurrir lo mismo?

-Pues no podré ir, pues al competir en el primer día, a la hora de la ceremonia me estaré pesando, por lo que aunque quisiera, no podría ir.