El cordobés Miguel Ángel Machado fue reelegido para un cuarto mandato como presidente de la Real Federación Española de Tenis de Mesa (RFETM) en una asamblea celebrada en Antequera (Málaga), que acoge las eliminatorias por el título y el descenso de la Superdivisión. De los 69 miembros que componen la Asamblea de la RFETM asistieron 66; 18 federaciones autonómicas, 24 clubes, 12 deportistas, 8 técnicos y 4 árbitros.

Una vez constituida la asamblea y las mesas para las votaciones, se comenzó con la elección de presidente, cargo al que optaban Miguel Ángel Machado, que contó con 53 avales para presentar su candidatura; y Marta Pajares Muñoz, que contó con 12 avales. La votación se resolvió a favor de Machado, que, con 53 votos, fue reelegido, mientras que su oponente contó con 12 votos, registrándose uno en blanco, anunció la Federación Española de este deporte en un comunicado.

Machado, tras tomar posesión del cargo, agradeció a los asambleístas haber depositado su confianza en él por cuarta vez consecutiva y destacó los objetivos marcados para la legislatura, entre los que señaló "mantener contacto directo con las federaciones autonómicas y seguir trabajando en muchos de los asuntos que ya están en marcha y que tan buenos resultados están dando".

También agradeció a los clubes afiliados el esfuerzo que han hecho esta temporada para salir adelante en una situación tan complicada como la pandemia, así como a todo el personal de la federación por su gran trabajo, por lo que deseó que se pueda recuperar la normalidad cuanto antes.

Miguel Ángel Machado tiene 51 años y es natural de Priego de Córdoba, aunque reside desde hace 25 en Málaga. Tomó las riendas del tenis de mesa nacional en 2008 e inicia ahora su cuarta legislatura, que finalizará en 2024 tras la celebración de los Juegos Olímpicos de París. Además de la presidencia de la RFETM, Machado preside la Federación Iberoamericana de Tenis de Mesa y es miembro del Comité Ejecutivo del Comité Paralímpico Español.