El boxeador Rafael Lozano Serrano, conocido con el apodo de Balín, hijo del doble medallista olímpico de este deporte -el púgil Rafael Balita Lozano-, destacó en el Abierto de Bulgaria, pues venció en el peso de -49 kilos tras imponerse en sus tres combates antes del límite. Lozano fue uno de los dos púgiles españoles que compitió, pues también participó Salvador Flores en -60 kilos.

Lozano Serrano sigue así sumando éxitos a su palmarés, pues en diciembre del pasado año logró la plata en el peso minimosca del Europeo júnior de Sofía y hace poco más de un mes se proclamó campeón nacional en la categoría joven.

Esta pujante promesa está demostrando que se encuentra con el nivel necesario para formar parte de la selección nacional absoluta en los próximos años para seguir así la estela de su padre, que es además el actual seleccionador nacional.