El Dobuss Córdoba Basket ha incorporado una jugadora más a su plantilla para reforzar su línea exterior. La nueva componente del equipo cordobés, que milita en la N1 Nacional, es la base Isabel Latorre, murciana de 25 años y 1,70, natural de Alcantarilla, que acaba de subir a la Liga Femenina con el Leganés. 

El refuerzo ya estará a las órdenes del técnico, Miguel Ángel Luque, en el partido del próximo domingo en la cancha del GMASB granadino. Latorre ha llegado al club para cubrir la baja de la escolta cordobesa Lydia Muñoz, que va a dejar el equipo por motivos personales.

Isabel Latorre viene de promediar 6,1 puntos, 3,8 asistencias y 10,1 de valoración en 29,2 minutos con el Leganés. Además fue la jugadora más destacada del partido por el ascenso a la Liga Femenina que ganó su equipo al Barcelona por 78-69 al acreditar unos números de 11 puntos y 8 asistencias. La trayectoria de esta jugadora en la Liga Femenina 2 es amplia, pues ya la disputó con el Jairis Murcia (14/16) y el Almería (17/20). Con el Almería jugó otro partido por subir a la Liga Femenina en la liga 18/19.

Una pieza de experiencia

Miguel Ángel Luque, técnico del Dobuss Córdoba, opina sobre su nueva jugadora que "cuenta con una gran experiencia, pues ha competido los últimos años en la Liga 2". La define además como una base "con una gran visión de juego, alta y con muy buen tiro de tres".

Por su parte, Isabel Latorre expresó sus sensaciones tras incorporarse al proyecto cordobés. "Cualquier club que tiene el deseo de subir a una categoría superior es un equipo en el que a cualquier jugadora le gustaría estar. Espero que con el Dobuss se pueda hacer realidad ese objetivo que tiene el club", ha explicado.

Tras su paso por el Leganés, donde ha vivido un salto de categoría, apuntó unas claves. "En una fase, más que cómo juega un equipo, lo que importa es lo unido que está, es decir, lo enchufadas que están en ese momento. En una fase, lo que importa, además del talento de cada jugadora, es lo juntas que estén las jugadoras entre ellas", indicó, antes de autodefinirse como "una jugadora bastante peleona dentro del campo, a la que no le gusta perder". 

"Hasta el último segundo en el que se acaba el partido, lo dejo todo, por lo que espero que todas me acompañen en eso. Quiero que todas seamos peleonas los 40 minutos, como a mí me gusta ser", ha añadido, subrayando su carácter ganador. "Es cierto que no me gusta perder, aunque tenga un buen perder. Pero es cierto que no me gusta perder, ni a las cartas ni a las canicas", ha apuntado.