ANÁLISIS

Cinco claves del difícil momento que atraviesa el Córdoba CF

El bagaje ofensivo, el esfuerzo físico de una plantilla veterana, retoques tácticos que no funcionan, un paso atrás en el equilibrio defensivo y un menor control en la medular, aspectos a mejorar para lograr el anhelado 12 de 12 en la recta final

Cinco claves del difícil momento que atraviesa el Córdoba CF

Cinco claves del difícil momento que atraviesa el Córdoba CF

José A. Pérez Lunar

José A. Pérez Lunar

El Córdoba CF, tras cuatro jornadas consecutivas sin lograr la victoria, ha visto complicada seriamente su aspiración de acceder al play off de ascenso a Segunda A. El equipo blanquiverde es quinto, a dos del tercer clasificado, el Betis Deportivoquinto, a dos del tercer clasificado, que tiene un partido menos, y a tres del UCAM Murcia.

¿Cómo ha llegado el Córdoba CF a esta situación? Tras las cuatro primeras jornadas con Pablo Alfaro en el banquillo, el equipo logró un 10 de 12 sin encajar un solo gol, lo que unido a las porterías a cero ante Albacete y Getafe en Copa del Rey supuso una marca histórica. Pero, tras la inesperada derrota ante el Yeclano en El Arcángel, en la jornada 11, el cuadro blanquiverde inició una tendencia descendente marcada por varios factores decisivos a revertir en la recta final de la primera fase, con la meta de sumar un 12 de 12 en los cuatro últimos partidos para pelear el objetivo del ascenso a Segunda A, ahora mucho más complicado

1. El bagaje ofensivo

Las cifras son claras en cuanto al potencial goleador del Córdoba CF. Con 15 tantos a favor en 14 partidos, el cuadro blanquiverde está empatado con Betis Deportivo y El Ejido 2012 en la quinta posición entre los equipos con mejor anotación. Con Pablo Alfaro se han logrado 9 goles a favor en 8 partidos, aunque la media está matizada por los cuatro conseguidos en El Arcángel ante El Ejido 2012, en la jornada 8. En el resto de partidos con el maño, los blanquiverdes lograron uno o ningún tanto. Además, conforme las jornadas avanzan las cifras de sus dos delanteros, Piovaccari y Willy, con 4 cada uno, se van alejando de las de los mejores artilleros del Subgrupo 4B. Esta estadística la lidera Iván Romero, del Sevilla Atlético, con 10 (tras su tanto a los blanquiverdes el pasado domingo) y Raúl, del Betis Deportivo, le sigue con 8 dianas.

2. Esfuerzo físico y edad media

La dirección deportiva actual, comandada por Miguel Valenzuela y Juanito, aceptó el pasado verano mantener a varios jugadores con una media de edad alta, en buena parte, porque eran hombres con contrato en vigor que, en muchos casos, estaban firmados por la anterior dirección deportiva. Este factor hipotecado se intentó matizar en enero con los fichajes de Nahuel Arroyo, Moussa Sidibé y Alberto Ródenas. Pero, tras el mercado invernal, el plantel blanquiverde mantiene hasta nueve jugadores de 30 o más años, muchos de ellos, precisamente, en el centro del campo y la delantera. El esfuerzo físico del planteamiento de presión adelantada de Pablo Alfaro implica también una mayor carga en jugadores veteranos. Las lesiones pesan cada vez más en el equipo en el momento decisivo del campeonato. Javi Flores, Jesús Álvaro y Carlos Valverde no comparecieron ante el Sevilla Atlético el pasado domingo por diversos problemas físicos.

3. Retoques tácticos sin lograr revertir el proceso

En esta crítica situación de las cuatro últimas jornadas, Pablo Alfaro ha intentado revertir el proceso con retoques tácticos antes y durante los partidos. Si ante el Yeclano (jornada 11) optó por un doble pivote con Del Moral y Mario Ortiz, con De las Cuevas más adelantado, en la siguiente fecha ante el UCAM Murcia situó a Javi Flores entre líneas. Álex Robles y Farrando han intercambiado titularidades, buscando más o menos profundidad en ese carril. Ante el Recreativo Granada (cita 13) Alfaro acabó el partido con Arroyo, Sidibé, Piovaccari y De las Cuevas para arrancar un empate. Y frente al Sevilla Atlético (derrota por 1-0) apostó por un doble pivote puro con Del Moral -que fue expulsado- y Mario Ortiz. Dos bandas, Arroyo y Moutinho, y dos delanteros, Ródenas y Piovaccari. El aragonés tiene aún otras variantes posibles ante el Linares, el próximo domingo en El Arcángel. Como situar a Djak Traoré de nuevo en el once, apostar por Xavi Molina en el centro del campo para cubrir la baja por sanción de Del Moral o colocar de inicio a Moussa Sidibé en banda derecha.

4. De la puerta a cero a encajar en cada partido

La gran baza de Alfaro desde su llegada fue lograr dejar la portería a cero en sus cuatro primeros partidos de Liga. Sin embargo, en las cuatro últimas jornadas, el equipo ha recibido gol en cada uno de esos encuentros (2 del Yeclano, 1 del UCAM Murcia, 1 del Recreativo Granada y 1 del Sevilla Atlético). La falta de mordiente arriba, lastrada también por esa pizca de suerte que lleva un mes sin aparecer, no ha podido equilibrar este factor, que ha pesado decisivamente para la situación actual del Córdoba CF.

5. El control de los encuentros

Si bien es cierto que, con la excepción del duelo ante El Ejido 2012, nunca ha sido un equipo goleador, el Córdoba CF sí destacó en el inicio de Alfaro en el banquillo por dominar el tempo de los partidos, controlar los encuentros en el centro del campo y llevar la iniciativa. El bajón de rendimiento en el último tramo también se ha producido en la medular, lastrada por las bajas esporádicas de Javi Flores y De las Cuevas. Del Moral y Mario Ortiz no atraviesan su mejor momento y el equipo lo nota. Es una parcela clave de cualquier plantel y debe aumentar sus prestaciones en la recta final.