Está claro que en el fútbol, y por lo tanto en el Córdoba CF, una cosa son los datos y otras las sensaciones. Pero posiblemente, en el caso de las bandas blanquiverdes las cifras reafirman las sensaciones, que señalan que al conjunto blanquiverde aún le falta en los flancos un paso adelante que dar, algo más de desborde, más capacidad de regate y, en definitiva, que la calidad que tiene el plantel en esa zona se plasme definitivamente sobre el césped.

En las primeras ocho jornadas de Liga no se ha visto o, al menos, se ha visto en contadas ocasiones. El primer síntoma que señala que el Córdoba CF aún no tiene unos extremos indiscutiblemente titulares y, por consiguiente, que no ofrecen aquello que necesita el equipo es el del tiempo de competición que se acumula. El conjunto blanquiverde tiene cuatro hombres específicos para dos puestos: Samu Delgado, Carlos Valverde, Alain Oyarzun y Thierry Moutinho. Los cuatro han tenido diferentes problemas físicos en estos dos meses y medio de competición y es un claro atenuante de lo que está ocurriendo. De hecho, hombres como Javi Flores o Luismi Redondo, por poner dos ejemplos, han ocupado esa demarcación. Ese primer condicionante ha provocado que solo uno de los cuatro extremos de la plantilla haya superado el 50% de tiempo de competición. De los 720 minutos jugados en Liga, Samu Delgado ha llegado a jugar 419, el 58,19%. El conquense lidera esa tabla, seguido de Alain Oyarzun, que ha jugado 318 minutos (el 44,16% del tiempo total). Tras el vasco, Carlos Valverde, con 256 minutos (el 35,55%) y, finalmente, Thierry Moutinho, con 240, lo que supone el 33,33% del tiempo total de competición hasta ahora.

En un dato defensivo como el de balones recuperados aparece la primera curiosidad. Según el análisis de Wyscout, mientras que Samu Delgado ha recuperado 15 balones (cinco de ellos en campo rival), Moutinho -que es el que menos ha jugado de los cuatro- ha recuperado los mismos, 15, seis de ellos en campo rival. Alain Oyarzun ha recuperado 16 (ocho de ellos en terreno adversario) y, finalmente, Carlos Valverde ha recuperado ocho balones (cuatro de ellos en campo rival).

En otro aspecto, en este caso ofensivo, destaca el suizo que, hay que insistir que es el jugador de los cuatro que menos minutos ha tenido. En regates intentados y logrados lidera la tabla Samu Delgado que lo ha probado en 23 ocasiones consiguiéndolo en 11 de ellas. Le sigue Moutinho, con ocho regates logrados de 12 intentados. Tras él, Carlos Valverde, con seis logrados de 12 intentados y el último es Alain Oyarzun, con cuatro logrados de diez intentados. Sería injusto, posiblemente, comparar esos números globales de los hombres de banda con los de Javi Flores, que ha actuado en el costado, pero también en la mediapunta e incluso de mediocentro, aunque hay que reseñar que el de Fátima lo ha intentado en 27 ocasiones, lográndolo en diez en los 569 minutos de los que ha dispuesto. Pero sí que es sintomático que el siguiente en la tabla sea Berto Espeso. El joven lateral zurdo ha jugado 464 minutos (45 minutos más que Samu y 146 más que Alain Oyarzun) y ha intentado 14 regates, de los que ha conseguido ocho. Un dato que, en comparación, es revelador.

Finalmente, los datos en los pases/entregas revelan igualdad, salvo con el vasco. Samu tiene un porcentaje del 75,91 en el pase; Valverde, un 75%; Moutinho, casi un 73%, y Alain Oyarzun se queda en un 64,54%. Más allá de las diferencias entre unos y otros, que existen, lo que confirman los datos son las sensaciones desde la grada: este Córdoba CF es aún demasiado tibio en los extremos.