Cualquier malpensado podría entender que la fecha o, en este caso, los acontecimientos debían darse el mismo día, que se habían escrito previamente sobre la agenda. Pero no. Hoy es la víspera de un día que ha de ser muy importante para el Córdoba CF. Posiblemente, vital.

El administrador concursal del Córdoba CF SAD, Francisco Estepa, convocó el pasado 21 de julio una junta general ordinaria de accionistas para mañana a las 18.00 horas en El Arcángel. En dicha junta se analizarán las cuentas anuales de la SAD del Córdoba CF y el informe de gestión, ambos a 30 de junio del 2019, es decir, de la temporada 18-19.

También se examinará la aplicación del resultado del ejercicio, la gestión realizada por la administración concursal y, especialmente relevante, el presupuesto de ingresos y gastos del ejercicio económico 19-20.

La junta puede convertirse en una convención notarial, ya que el propio Estepa decidió «requerir la presencia de un notario público para que levante acta de la junta de accionistas», según informó la web del club. Por su parte, Jesús León tiene previsto enviar a un abogado -probablemente el que le acompaña habitualmente, Álvaro Cerezo- y a un notario, mientras que a nadie se le escapa que Carlos González también moverá ficha en parecidos términos.

A dicha reunión solo podrán acceder personalmente «los accionistas que acrediten ser titulares de, al menos, 30.000 acciones inscritas a su nombre, con cinco días de antelación como mínimo, en el Registro de Acciones Nominativas de la Sociedad y, en cualquier momento, desde la publicación de la convocatoria hasta la iniciación de la junta, podrán obtener la correspondiente tarjeta de asistencia».

Es el Córdoba CF que se pretende que sea el del pasado, aunque para que quede atrás aún deben ocurrir muchísimas cosas y la de mañana será tan solo una escena más de la larga película que queda por contemplar.

Un 26 de agosto en el que, precisamente, expira el plazo para la inscripción de los clubs en la RFEF para las competiciones de la próxima temporada. Todo lo que sale del Córdoba CF_actual es tranquilidad. Más bien serenidad. Igual ese es el Córdoba CF del futuro. Mañana, primer capítulo. O no.