Un retorno a la élite donde se espera un final completamente diferente. El Adesal Córdoba comenzó las sesiones de pretemporada para afrontar su tercer año en la División de Honor -la llamada Liga Guerreras Iberdrola-. Rafa Moreno, el técnico de la entidad, reconoció que estaba “muy ilusionado” y que se trataba de una situación que ya se vivió “hace seis años” y en la que se quedaron “con el sinsabor de mantener la categoría”. No obstante, al preparador le congratuló que su plantel engrose el pequeño listado de equipos cordobeses que están en la máxima división de su deporte y deseó que el balonmano femenino “consolide el proyecto en la ciudad”.

Cuatro han sido los fichajes formalizados, justo los mismos que las bajas anunciadas. “Hemos cambiado cromos, entre ellas una ex de Adesal -Tina López-, que nos darán más nivel y experiencia para un equipo que será del pelotón de abajo”, aventuró Moreno. Y es que es consciente de la difícil tarea que tienen por delante. “Salimos con alfileres y a eso hay que sumar las circunstancias especiales del coronavirus y la ampliación de equipos, por lo que descenderán cuatro clubes”. Pese a ello, el principal objetivo estará en “sacarlo adelante” para sellar la permanencia.

Más dudas le surgieron al míster a la hora de hablar de la presencia de espectadores en los pabellones. “Las chicas están en la máxima categoría y quieren jugar con mucho público, así que esperemos que vaya a mejor y no a peor como está ocurriendo con la fase final de fútbol”.

Las fuensantinas, durante el confinamiento, no cesaron en su empeño por luchar el ascenso en la pista. “Estábamos agresivos, eufóricos y con ganas de continuar. Se puede decir que tuvimos suerte deportiva con la pandemia, pero íbamos de menos a más y en febrero estábamos en el primer puesto”, recordó. Además, todas las jugadoras no dejaron de hablar de los posibles rivales que les podrían tocar en una fase de ascenso que finalmente no llegó. “Se quedó todo frenado y a algunas chicas no las había visto desde que todavía éramos equipo de División de Honor Plata, pero es cierto que estábamos capacitados y el sitio que ahora ostentamos no se deba a la suerte”, zanjó.

La cantera será nuevamente la base de un grupo joven que quiere crecer en Primera. “Ojalá no solo llegaran jugadoras de Adesal, que también lo hicieran de otros equipos de la ciudad. Ahora estarán Paula García y Gema Anguita, que jugaron en la selección andaluza, y el futuro es de ellas a medio plazo con las puertas totalmente abiertas”. Otro de los casos es el de Aroa, quien ayudará en estos momentos al vestuario. “Es una más de la casa y es un placer que siga, ya el año pasado lo tuvo que dejar por motivos laborales e intentaremos que pueda esta vez compaginarlo todo”, reseñó.

Moreno, para concluir su comparecencia ante los medios, comentó que el reto no es otro que “salvarse”. Los diversos especialistas dicen que Adesal “las pasará canutas”, pero tiene “fe en que el equipo sea la sorpresa y que posea las virtudes suficientes para salvarse”.

Asun Batista: “Se ha premiado nuestra Liga”

La jugadora de Adesal señaló que se encontraban “asimilando la pretemporada que nos queda con estas temperaturas”. El conjunto verdinegro paró “mucho antes de lo previsto” y desde entonces han estado “preparando de la mejor manera posible la vuelta durante este confinamiento”. Su caso también es especial, ya que también practica balonmano playa en la etapa veraniega. “Es súper raro porque esperaba hacer algo en la playa y por ello no dejé de entrenar hasta hoy”, circunstancia que le da “una ventaja para no arrancar con el agua al cuello”.

Batista indicó que el equipo “congeniaba más y tenía una mayor estabilidad” a medida que el curso avanzaba, de ahí que el primer puesto en el Grupo D de la División de Honor Plata no fuera una sorpresa. “Teníamos muchas ganas de afrontar la fase de ascenso, que ahí se ve de verdad la cohesión del grupo, pero se ha premiado nuestra liga y todo el trabajo realizado”. Así pues, a Adesal le dieron “un regalo” que pelearán “con muchas ganas e ilusión”.

La pivote, que ya jugó en el principal campeonato de nuestro país, habló del “reto súper bonito con más competencia” que se encontrarán en apenas unos meses. “La Liga se ha quedado algo más corta, pero dará más ventaja para preparar partido a partido”. Sobre las jóvenes, su opinión es que arribaron “con ganas porque es la ilusión de cualquiera estar en este proyecto”.

Tal vez deban jugar sus envites sin presencia de público en las gradas de La Fuensanta, algo que no le influye. “Nosotras, al final cuando salimos a la pista, nos olvidamos de la gente. Solo tenemos que estar concentradas en nuestro juego. Sí, es bonito tener esa afición que nos apoya, pero nos vendrá bien para seguir más concentradas e intensas de cara al trabajo en la pista”, concluyó.