Euforia bajo control en el Ciudad de Lucena. El conjunto celeste dejó en la cuneta al Xerez DFC, un histórico, tras empatar (1-1) ya hacer valer su mejor coeficiente goleador en el campeonato de Liga dentro del grupo 10 de la Tercera División. Ya están en la final. "A noventa minutos del sueño", expresó un cansado y feliz Dimas Carrasco, técnico de la escuadra cordobesa, después del exigente choque frente a los jerezanos. Ahora les aguarda el Betis B, una formación repleta de talento. "Puede que sea de otra categoría, pero nosotros estamos ahí por méritos propios", advirtió Carrasco en la sala de prensa del estadio Antonio Lorenzo Cuevas. En ese recinto, el próximo sábado 25 -con horario provisional de las 22.00-, se dirimirá una plaza en la Segunda División B.

"Se ha sufrido, pero estamos ahí", dijo aliviado Carraso, quien admitió que el partido "tenía un guion preestablecido", puesto que sabían "que si había un marcador ajustado ellos iban a meter a mucha gente arriba". El escenario, después de un primer tiempo muy controlado y un segundo más inquietante, se tornó de alto riesgo para el Ciudad de Lucena. "Nosotros tenemos jugadores muy bajitos para defender y durante la temporada hubo partidos en los que el descuento fue muy negativo para nosotros, pero hemos aguantado con orden", dijo el entrenador.

En el horizonte se sitúa un Betis B intimidante. Fue campeón de la temporada -lo que le da una clara ventaja: ascenderá con el empate- y en las semifinales pasó con solvencia. "Vamos a intentarlo", dice Carrasco, que resalta la disposición mental del Ciudad de Lucena por saber adaptarse a entornos complicados. "Ya tenemos los pies en la final y hay que jugarla", expresa el técnico de Écija, que vio a su equipo "camaleónico" y "haciéndolo bien con balón y sin él" ante el Xerez DFC. "Recibimos el mazazo del gol nada más salir del vestuario, pero supimos reaccionar con personalidad", subraya.

El Betis Deportivo se clasificó para la final del play off exprés a Segunda B tras vencer con claridad por 3 a 1 al Utrera en el Marbella Football Center de la localidad marbellí. Los de Manel Ruano ya iban ganando por 3 a 0 a la media hora de juego, gracias a los goles de Robert -de penalti-, Edgar y Rodri.En la segunda mitad, y jugando con el marcador a favor, mantuvieron a raya a un Utrera que marcó su gol pero no logró voltear el resultado.