El Bujalance se encuentra a tan solo un partido de poder lograr el ascenso a la Segunda División B de fútbol sala. El conjunto entrenado por Fermín Hidalgo de la Chica se medirá el sábado 18 de julio, a partir de las 20:45 horas, al Alcalá de Guadaíra FS durante una apasionante cita que determinará qué equipo ocupará una plaza en la categoría superior.

Dicho envite se celebrará en el pabellón bujalanceño José Pérez Pozuelo -conocido también como el Pepe Montalbán-, aunque sin presencia de aficionados. Sí se ha pedido que la hinchada reciba y anime a los suyos en los alrededores de la instalación deportiva manteniendo la pertinente distancia social y siguiendo las medidas de protección básicas -entre ellas el obligado uso de la mascarilla-. No obstante, tanto el canal televisivo de la Real Federación Andaluza de Fútbol como PTV Córdoba ofrecerán lo que acontezca en el mismo.

Los rojillos concluyeron la temporada regular en la primera posición del Grupo XVII con 52 puntos en los 21 encuentros que disputaron. En total vencieron 16 de ellos, firmaron cuatro igualadas y solo cayeron en el compromiso contra el CD Villalba FS por 4-3. Desde ese 1 de diciembre de 2019 hasta que la competición se dio por finalizada, los cordobeses no volvieron a conocer la derrota. De hecho, el parón se produjo después de golear 4-2 al PCD UD Alchoyano el 28 de febrero de este año. El plantel, atendiendo a su eficacia ofensiva y su buen hacer en la retaguardia, llegó a los 111 goles a favor y 53 en contra, registros donde Pedro Pérez Artero destacó con 33 tantos.

La entidad de la campiña, sin embargo, no vivirá una plácida eliminatoria en su feudo. Su rival será un club hispalense que presentó sus credenciales al acabar subcampeones. Los de Víctor Manuel Vizuete Morales, también jugando 21 jornadas, acumularon 44 puntos repartidos en 14 victorias, dos empates y cinco derrotas. Cabe reseñar que el Alcalá de Guadaíra había enlazado nada más y nada menos que siete triunfos consecutivos justo antes de la crisis sociosanitaria, motivo para pugnar al máximo nivel en pos de cumplir el ansiado objetivo.

El último enfrentamiento entre ambos bandos reflejó la igualdad que puede existir en pista. El Bujalance viajó al Distrito Sur el 16 de noviembre de 2019 y sufrió para sumar la victoria. Los alcalareños comandaron el electrónico hasta el segundo acto gracias a las dianas de Jesús Francisco Gómez y Fernando Salvador. El 2-0 no amedrentó a unos visitantes que voltearon el adverso resultado imponiéndose definitivamente por 2-3. Álvaro Ramírez, Antonio Javier Salazar Antoñito -con experiencia en el Itea Córdoba CF- y Jesús Flores fueron los encargados de doblegar las aspiraciones de los anfitriones.

La clara intención que reina dentro del vestuario, donde también figura el exblanquiverde Antonio Pérez Catiti, es la de devolver al Bujalance al lugar que merece. Años atrás, cuando se conocía al equipo como el Maderas Miguel Pérez, el fútbol sala ocupó un importante lugar en esta localidad. El ejemplo más significativo se produjo en la campaña 2008-09 cuando sellaron un segundo histórico lugar en el Grupo Sur de la División de Plata -solo el UMA Antequera estuvo por encima-. Posteriormente no contaron con demasiada fortuna en el Grupo B en su intento por promocionar a División de Honor -últimos con 6 puntos-.

Poco más de una década después, con descensos dolorosos y etapas tornando a la oscuridad absoluta, el Bujalance está a un paso de recuperar parte del lustre perdido para así crecer como antaño.