Un paso más hacia Tokio. Quizá decisivo. La cordobesa Julia Figueroa se convirtió ayer en una de las grandes protagonistas de la delegación española en la primera jornada del Gran Slam de Dusseldorf (Alemania), sumando una medalla de bronce en la categoría de -48 kg. Después de superar las molestias físicas que le dejaron fuera del Grand Prix de Tel Aviv y del Grand Slam de París, Figueroa mostró su perfil más eficaz en una cita clave en su propósito de lograr billete para Tokio.

En su primera competición de la temporada, Figueroa mostró un gran nivel y se hizo con un lugar en el tercer peldaño del podio, lo que supone la suma de puntos importantes para su clasificación para los Juegos Olímpicos. Figueroa se estrenó en la competición con una rotunda victoria ante la brasileña Nathalia Brigida. En tercera ronda se cruzó con la alemana Helen Schneider, a la que venció por ippon, aunque no pudo pasar a semifinales, tras perder en cuartos ante la francesa Shrine Boukli, quien se hizo al final con el oro. En la repesca se impuso a la marroquí Aziza Chakir por ippon, para jugarse finalmente el bronce ante la serbia Milica Nikolic, a la que venció en el tiempo extra.

Por su parte, Laura Martínez Abelenda -la principal opositora de la cordobesa en la única plaza de los Juegos de Tokio- superó en su primer combate a la india Shushila Debi Linkmabam para luego enfrentarse a la italiana Francesca Giorda, quien la dejó fuera de la lucha por las medallas.