El Ciudad de Lucena quiere acabar con su racha de partidos negativos (solo una victoria en los últimos cinco encuentros) y hacerse fuerte en su estadio para que se escapen los menos puntos posibles y, de este modo, evitar los nervios que vivieron los celestes en la recta final de la temporada pasada para obtener la permanencia.

Para repetir su último buen partido ante su público, Diego Caro ha trabajado intensamente esta semana ya que el rival que al que se miden hoy (12.30 horas) es el Xerez DFC, un conjunto que no es un recién ascendido cualquiera puestos que es un club que cuenta con 3.000 socios.

Caro no podrá contar para este partido con Sufián, que se ha dado de baja federativamente del club celeste para enrolarse en el Ceuta. Según fuentes consultadas, el jugador no terminaba de adaptarse su nuevo equipo.