La pasada temporada, si el equipo no hubiese estado tan mal en defensa, el Córdoba CF, muy probablemente, estaría este año en Primera División. Porque el potencial ofensivo, la pegada, la efectividad de entonces era de las mejores de la categoría, al igual que la zaga, la defensa de equipo que decía por entonces Oltra, era de las peores. Por entonces, el Córdoba sumaba 25 goles encajados tras la primera jornada de la segunda vuelta, claro que llevaba 29 a favor. Mientras, este curso ya lleva encajados 30 y solo ha anotado 21. La proyección que da es alarmante.

«Defensivamente nos tiene que ir la vida en cada acción», se le escuchó ayer gritar al técnico del Córdoba, Luis Miguel Carrión, que dedicó casi toda la sesión a trabajar más la defensa -como diría el otro- de equipo. En este sentido, parece que va a cambiar el esquema inicial, dibujando una suerte de 4-4-2 más o menos claro y parece que, de nuevo, va a volver a modificar el once considerablemente.

NUEVAS ROTACIONES / Según se vio ayer, Caro apunta a la titularidad para el centro de la defensa, presumiblemente en detrimento de Bijimine. Igualmente, se le vio probando con Javi Galán en el lateral izquierdo, una posición en la que el extremeño ya ha demostrado no desenvolverse tan bien como en ataque, donde últimamente tampoco está siendo determinante.

El que también apunta a la titularidad es Javi Lara, lo que puede provocar que Juli, también algo difuminado como el resto del equipo en las últimas jornadas, se desplace a la banda izquierda.

Y es que, más allá del abuso de rotaciones que se están llevando a cabo en las últimas jornadas en las que el equipo no termina de cuajar, el técnico sigue haciendo probaturas para intentar enmendar la mala dinámica que atraviesa el Córdoba, aunque se juega como se entrena y ayer Samu de los Reyes, por lo pronto, estuvo rellenando de lateral derecho, mientras que Bergdich ni tan siquiera tenía hueco en el entrenamiento y se iba intercambiando el puesto con varios jugadores, entre ellos, el propio Javi Galán. Y en el centro el campo, no está claro que Luso, sin demasiado protagonismo con Carrión, vaya a volver al banquillo.

Bien en términos generales en la sesión de ayer, en la que el objetivo era ser sólido en defensa y apenas se hicieron un par de goles, aunque fueron, otra vez, por errores defensivos.

BÍTTOLO, EN CÓRDOBA / Por otro lado, a lo largo del día de ayer se esperaba la llegada de Mariano Bíttolo, la última incorporación para el plantel blanquiverde, y hoy, en principio, estará en el entrenamiento con sus nuevos compañeros, aunque previamente tendrá que pasar reconocimiento médico.

El argentino da la opción al técnico blanquiverde de poder plantear una defensa de cinco para intentar frenar la sangría de goles que recibe su equipo, jugando con Cisma de central y dos carrileros: Antoñito por la derecha y Bíttolo por la izquierda, de ahí quizás el motivo por el que probó a Javi Galán en el lateral.