Córdoba q El entrenamiento del Córdoba CF de ayer estuvo marcado por la visita de los pequeños de primero de Primaria del colegio Sagrado Corazón, que alentaron a los jugadores durante los ejercicios. Los colegiales se sacaron la foto de rigor con la plantilla para después rodear a Juli, Luso y Piovaccari, que con paciencia firmaron camisetas, papeles, mochilas y cuantos objetos pudieron encontrar los ‘peques’ que fuesen susceptibles de ser firmados. Después, los pequeños cogieron el balón y se fueron a jugar a uno de los campos de césped artificial, y las ‘seños’, al banquillo.