El defensa del Real Madrid Sergio Ramos lamentó que su equipo no finiquitara las múltiples ocasiones que tuvo en la primera parte y que podrían haber "matado el partido" ante el Barcelona. "Está claro que este tipo de partidos tienen estas cosas. Sabemos de la calidad del equipo de enfrente. Lamentamos no haber finiquitado las ocasiones de la primera parte que habrían matado el partido. Estoy jodido, dejamos de sumar, son cuatro puntos no es nada dentro de lo que cabe y tenemos que luchar", comentó en Canal Plus al término del encuentro.

Por su parte, tras una notable actuación en la victoria de su equipo, el meta del Barça Claudio Bravo, se mostró satisfecho por su actuación al asegurar que "uno para para que los de arriba se lleven la gloria", un hecho que le hace sentirse "feliz" cuando sucede. "Estoy contento por el triunfo, por conseguir ganar el partido. Hemos tenido una semana muy completa y nos sentimos muy satisfechos", comentó el guardameta.