No lleva ni un año en el club y ya habla como todo un veterano. Así lo consideran también sus compañeros. Y es que nadie duda de las tablas de Armando Lozano, que repetirá titularidad el próximo domingo ante el Murcia tras superar una lesión de casi dos meses. El motrileño apoyó la progresión de los canteranos en la zaga, donde ya han debutado Dani Espejo y Bernardo, amén del titular Fran Cruz. Pero ahora ha vuelto para delegar al pequeño de los Cruz al banquillo. "No le deseo a nadie, a ningún compañero, que esté lesionado porque se pasa un poco mal". La línea más afectada por las bajas ha sido la primera: Iago Bouzón, Raúl Bravo y el propio Armando. Y aunque ahora el que cojea es Fran Cruz, el más veterano en la zaga cordobesista (al menos con el primer equipo) subraya que su compañero "no tiene nada que le vaya impedir estar al 100% el fin de semana", aunque no se muestra tan optimista con la evolución de Iago Bouzón.

Ahora el central, en busca del tiempo perdido, tiene otras miras: contribuir a que el Córdoba encuentre la senda del triunfo fuera de El Arcángel, donde no gana desde la segunda jornada. "Fuera de casa nos está faltando intensidad. Queremos quitarnos esa espinita y encima para quitarnos a un rival directo en la pugna por el play-off o incluso el ascenso directo". El Murcia, ese equipo que hace un par de meses ni siquiera sabía en qué división militaría. Este hecho obliga a Armando a plantearse una reflexión: ¿no se hubiera firmado a diez jornadas estar dónde estamos ahora? Y él solo ofrece la respuesta. Tan simple como contundente. "Pues ya está".

No se lamenta demasiado por los puntos que el equipo se ha dejado en sus desplazamientos. Al fin y al cabo, "esa es la cuenta de la lechera". Pero se acuerda de los puntos que se han quedado en el camino, como el empate cosechado en El Arcángel ante el Alavés (donde precisamente marcó su compañero en la zaga Iago Bouzón) o del empate a cero, donde su buen amigo Xisco no acertó desde los once metros.

Todo eso para el motrileño ya es agua pasada. "Solo hay que tener paciencia con nuestros delanteros y ya vendrá el gol". De momento, la idea es seguir sin encajar.