No es que el Borussia de Dortmund vaya a evitar que el Bayern de Múnich gane su 22 Bundesliga, labrada a base de exhibiciones como la de ayer ante el Hamburgo (9-2), pero con la victoria in extremis del equipo fosforito en Stuttgart (1-2) evitó al menos que los bávaros levanten la ensaladera en el mes de marzo. Lo hará, seguramente, el próximo sábado, pero entonces será ya el mes de abril, algo menos sonrojante para sus rivales.

Pep Guardiola heredará de Jupp Heynckes al equipo campeón de Alemania. Tan claro está, que el Dortmund está centrado en la Champions. El equipo de Jügen Klopp, rival del Málaga en cuartos, estuvo a punto de dejar la puerta abierta al alirón muniqués, pero Lewandowski lo arregló a 10 minutos del final. Con ese triunfo, el Bayern saltaba al césped del Allianz Arena sabiendo que no podría proclamarse campeón, pero eso no menguó la voracidad muniquesa.

No hubo alirón, aplazado hasta el sábado en Fráncfort, pero sí fiesta en el Allianz, ante su público. A los 5 minutos, el Bayern ya ganaba al Hamburgo, a la media hora iba 3-0, al descanso contaba 5 goles y acabó celebrando 9 (4 de Pizarro, 2 de Robben, Schweinsteiger, Shaqiri y Ribéry). Y tras el festival, a pensar en el cruce de cuartos contra la Juventus.

La Juve se acerca al título

La Juve ató medio scudetto al imponerse al Inter en el derbi de Italia (1-2). Con más puntos de ventaja sobre el segundo que jornadas restantes, la Juve tiene todo a su favor para revalidar el título. Quagliarella abrió el marcador a los tres minutos y, aunque Palacio empató para el Inter, Matri remató la faena con un tanto que hace ya casi imposible la clasificación interista para la Champions.

Más decidida aún está la Premier. El Manchester United ganó en Sunderland (0-1) y mantiene los 15 puntos de ventaja sobre el City, que goleó al Newcastle (4-0). H