La hasta ahora capitana del equipo español de natación sincronizada, Andrea Fuentes, la deportista española con más medallas olímpicas: tres platas y un bronce, además de 13 medallas en Mundiales y 12 en Europeos, confirmó ayer que se retira a sus 29 años y siendo la líder del combinado debido al agotamiento mental, que no físico, por tener sus objetivos "fuera del agua" y, además, reconoció que la polémica surgida entre la RFEN y la exseleccionadora Anna Tarrés le ha "desmotivado y quitado fuerza". "Creo que es inútil pasar en qué hubiera pasado porque no soy vidente. El tema de la polémica con Anna Tarrés me ha desmotivado y quitado fuerza, pero no quiero pensar en lo que hubiera sido, lo importante es estar aquí y ahora", aseguró Fuentes emocionada.

En este sentido, comentó que el proceso que la ha llevado a tomar la decisión de retirarse ha sido largo y que no le vino de la noche a la mañana, con muchos factores que han incidido, comentó en referencia al despido y proceso jurídico con Anna Tarrés, presente en el acto junto al nuevo equipo técnico.