Solo dos equipos pueden mirar al filial blanquiverde desde arriba. Hoy los de Villa se miden a uno de ellos, el Coria, segundo clasificado. El B debe encontrar ante los sevillanos el equilibrio necesario entre los puntos que logra en casa y los que consigue fuera. Tras el recital ofrecido en Algeciras la jornada pasada, el Córdoba B se convierte en el equipo que más victorias suma lejos de su feudo, convirtiéndolo en el mejor visitante. Sin embargo, en casa apenas ha sumado la mitad de los puntos posibles.

Por su parte, el Montilla sigue en su racha negativa, hundido en el último puesto de la tabla. Pese a la buena imagen que ofrecieron los vinícolas ante el Ayamonte, la victoria se le sigue resistiendo a los de González, que suman ya seis jornadas consecutivas sin ganar.

Por otro lado, el Pozoblanco se presenta en Los Barrios con hasta seis juveniles, ya que el equipo está fuertemente castigado por las bajas. Alberto Fernández, Soto, Pascual y Silva están sancionados, mientras que Fran Lara no estará por un pinchazo en el pubis. El drama puede ser aún mayor, pues el concurso de Charaf y Chapi anda en el aire. Lo cierto es que el encuentro es de vital importancia para los vallesanos, pues se miden ante un rival directo por la salvación. Los puntos urgen para un Pozoblanco que aún no ha sumado un solo punto en lo que va de año.