Los cinco partidos que el Córdoba B encadena sin conocer la victoria lo arrastran fuera de una zona en la que ha permanecido las últimas nueve jornadas de las diez que van disputadas. El reto para volver a entrar será el próximo fin de semana, ante el San Roque, que ocupa la cuarta plaza.