FEDE

El delantero hispano-argentino anotó un gol muy complicado que desatascó un partido que parecía abocado al empate.

Gol: 1-0 (69') Fede, de remate complicado desde la derecha, a centro de Jesús Lanza desde la izquierda. 2-0 (87') Fernando, solo ante Javi Muñoz en el corazón del área, culmina una contra llevada por Adri y Juanjo.

Arbitro: Muñoz Mayordomo, del colegio castellano-manchego. Amonestó al local José Cruz (27') y a los visitantes Mejías (25') y Kike Alcázar (44'). Expulsó a Pajuelo por doble amonestación (46' y 63').

Incidencias: Partido disputado en el estadio Ciudad de Lucena con cerca de 1.000 espectadores en las gradas.

El Lucena se llevó ayer tres puntos importantísimos para olvidarse al menos durante una semana de la zona de descenso, de la que está ya a cuatro puntos. Su triunfo ante el Villanovense (2-0) y las derrotas de todos los equipos que cierran la tabla le dan un respiro y le sirven, además, para reflejar en la clasificación su mejoría. Las tres semanas consecutivas que acumula sin perder, en las que ha conseguido siete puntos, encauzan a los celestes en su escalada hacia puestos más tranquilos y le otorgan tranquilidad para superar su asignatura pendiente, que sigue siendo el juego.

Porque ante el conjunto extremeño le costó arrancar toda una mitad y parte de la segunda. Solo la expulsión de Pajuelo pasado el minuto 60 mejoró el fútbol de los locales, que tuvieron más claridad en ataque y encontraron su premio con un complicado tanto de Fede, que mantiene su buena racha goleadora, y con el de Fernando, ya al final del choque.

La de ayer fue quizá la peor primera parte que se ha visto esta temporada en el Ciudad de Lucena. La simpleza, la arritmia y la falta de ideas imperaron durante los 45 minutos iniciales. Los locales querían y movían la pelota, sin apenas oposición de un rival que, con mucho músculo y centímetros en el centro del campo y una defensa más que expeditiva, se encerró en su campo hasta el minuto 30. Hasta entonces, el Lucena había sido el dueño del balón, pero no supo qué hacer con él. A partir de ese momento, el Villanovense se fue arriba e incluso dispuso de una de las mejores ocasiones del encuentro. Juan Carlos Gallardo remató de cabeza un centro medido de Trinidad desde la derecha, obligando a Limones a hacer una de las paradas de la tarde. La respuesta del Lucena también llegó de cabeza, con un remate de José Cruz que paró Javi Muñoz y que casi puso el punto y final a la primera parte.

En la reanudación, el Lucena no dio apenas síntomas de mejoría. Intentaba tocar en la zona de creación, pero sus opciones de abrir el marcador se topaban una y otra vez con la defensa de un Villanovense que vino a hacer todo lo posible por empatar dejando pocas puertas abiertas para llevarse los tres puntos, aunque tuvo alguna acción de peligro. Sin embargo, con la expulsión de Pajuelo el partido cambió. Las ocasiones del equipo celeste se sucedieron. Primero, con un remate de José Cruz que abortó con una gran parada Javi Muñoz (67') y, después, con un tiro de Alfaro raso y pegado al palo que acabó con una nueva intervención de Muñoz.

El Lucena aprovechó su superioridad muy pronto con un golazo de Fede que sigue haciendo de desatascador de encuentros complicados. El hispano-argentino lanzó un derechazo en una posición algo complicada, rematando un centro de Jesús Lanza desde la izquierda (68'). El Lucena contuvo el resultado con pocos apuros hasta que Fernando, en su sitio, sentenció a pocos minutos del final.