El piloto estadounidense Ben Spies (Yamaha Factory Racing) ha sido intervenido quirúrgicamente en su país para reparar las lesiones en el ligamento del hombro derecho que se produjo el fin de semana pasado durante el Gran Premio de Malasia.

La intervención consistió en la reconstrucción del ligamento coracoclavicular desgarrado en el accidente y en la reducción de la separación de la articulación acromioclavicular.

"La operación fue un éxito y se espera que el piloto tejano se recupere al cien por cien de la lesión, aunque deberá mantener el brazo inmovilizado durante un periodo de entre 10 y 12 semanas", informó Yamaha, que anunciará tras el Gran Premio de Australia si decide reemplazar a Spies en la última cita del año en Valencia.