La seguridad y la confianza se han instalado en el Ars Palma del Río durante esta semana. El primer triunfo en la Asobal, ante el Quabit Guadalajara (28-26), ha sacado al equipo cordobés de la última posición de la tabla --está situado en la posición 13--, elevando las esperanzas por conseguir la permanencia en la máxima categoría y la moral de los jugadores, el cuerpo técnico y la afición. El Pandero fue decisivo en la primera oportunidad real del conjunto de César Montes por hacerse con la victoria. Esta tarde (19.30 horas, Pabellón Anaitasuna), siete días después, llega una gran oportunidad para puntuar a domicilio aunque, como siempre en esta durísima liga, no será nada fácil.

El Helvetia Anaitasuna llega muy tocado, con solo un empate en su casillero --el logrado la pasada semana ante el Cuatro Rayas Valladolid (29-29)--, por lo que saldrá a la pista de la Catedral con la necesidad de lograr la victoria. El conjunto navarro, al igual que el palmeño, ha tenido un duro inicio de campeonato, por lo que su clasificación --está en la cola precisamente junto a los vallisoletanos-- es bastante engañosa.

Para esta temporada, la plantilla que dirige Aitor Etxaburu por tercera campaña consecutiva se ha reforzado con el lateral zurdo Pepe Novelle, el diestro Alejandro Marcelo y el central Ibai Meoki, dando la baja a cinco jugadores. Destacan el portero argentino Matías Schulz, el pivote Reig, el central Rubén Montávez y el extremo izquierdo Carlos Chocarro, en un equipo que cuenta con bastante jugadores jóvenes. Uno de los puntos fuertes de este club es su masa social. Prueba de ello es que acaba de anunciar que contará con más de 2.300 abonados en este curso, por lo que el ambiente en Pamplona será inmejorable para recibir al Ars.

TOCADO En Palma del Río, la principal preocupación estos días ha sido el choque que sufrió Miguel Angel Dublino con Jorge da Silva en el último partido ante el Guadalajara. Al capitán palmeño tuvieron que colocarle un collarín tras el percance, aunque finalmente la lesión se quedó en un esguince cervical que, en principio, no será impedimento para que pueda disputar el choque de hoy.

Para el técnico César Montes, será "muy complicado" regresar de tierras navarras con los dos puntos, aunque cree que al Anaitasuna puede pesarle el hecho de "no haber ganado al Valladolid".