EL MADRILEÑO Alberto Contador se impuso ayer en la Milán-Turín, ganando por primera vez en su carrera un clásica. El de Saxo fue el más fuerte en las rampas de la Superga, en una etapa de 194 kilómetros, con un ataque demoledor en los últimos 1.000 metros. Por su parte, Purito Rodríguez quedó cuarto.