Solo estuvo una temporada en el Barça (1996-97), pero dejó su sello por un comportamiento exquisito, dentro y fuera del campo. El equipo, entrenado aquel año por Bobby Robson, ganó la Recopa, la Supercopa de España y la Copa del Rey, pero el central prefirió marcharse al Marsella para asegurar minutos con vista al Mundial que se disputaba en su país. Ahora, al frente de la selección, mantiene ese cariño hacia el club azulgrana, en especial hacia su estilo de juego, el eje de los éxitos de España.

No tiene dudas el seleccionador de los bleus . "España se basa en el Barça, me encanta su filosofía. Nadie ha encontrado una estrategia contra el Barcelona", comentó el técnico. A Blanc no le sirve el éxito del Chelsea ni siquiera el título de Liga del Madrid con José Mourinho. Lo considera circunstancias extraordinarias. "Cuando un equipo o una selección, como ocurre con España, tiene el 70% de la posesión no te queda más remedio que adaptarte. No puedes aplicar tu sistema porque la pelota la tienen casi siempre ellos y no te la van a regalar", afirmó el míster, que también jugó en el Inter y el Manchester United.

El exjugador no dudó a la hora de defender a Vicente del Bosque, que ha recibido algunas críticas pese a acertar siempre en los cambios en la primera fase. "Me gusta muchísimo el estilo de juego de España. Verla jugar es excelente. Por eso domina el fútbol europeo y mundial. Quienes critican a esta selección no son justos", afirma.