La junta gestora del Lucena publicó ayer en su página web un comunicado oficial para aclarar a sus aficionados lo sucedido el domingo con las entradas para el partido entre el equipo celeste y el Huracán en el polideportivo municipal de Manises. El club levantino remitió igualmente otro escrito a este diario en el que aseguraba que había regalado las localidades a la afición lucentina, que ya había pagado 15 euros por cada una de ellas, el precio fijado por su presidente, Toni Hernández, algo sobre lo que la directiva aracelitana ya se pronunció ayer mismo en estas páginas y que reitera ahora en esta nota. "El Lucena no tiene en estos momentos capacidad económica para dejar la entrada gratuita a sus aficionados. Si el Huracán regala entradas a sus aficionados para fomentar la afición a sus colores, lo respetamos lógicamente", explica el comunicado.

Según relata el club aracelitano, que estuvo representado en Valencia por varios directivos, "al llegar a Manises, el presidente del Huracán Valencia no entregó las entradas a los aficionados del Lucena, pese a que estos habían pagado 15 euros, porque el señor Hernández simplemente quería que se le entregasen las 52 entradas para el partido de vuelta en Lucena a disputar el domingo 27 de mayo".

"Como lógicamente había una transacción comercial entre los dos equipos, el Lucena percibió 780 euros de las 52 entradas entregadas al Huracán Valencia CF, que era justamente el mismo importe que los aficionados del Lucena desplazados a Manises tenían que entregar al Huracán para poder acceder al campo", conluye el comunicado que solo pretende zanjar la polémica.