Rafa Muñoz declaró tras lograr su segundo título europeo que "no estaba convencido de obtener medalla como en el 2010, ya que no había hecho una buena marca en las series y en las semifinales. Era un inconvenientes que había que superar en la final. Había que lucharlo y ha salido bien. Este oro, junto al de hace dos años, me reafirma en mi buena disposición en los 50 mariposa. Además, es un estímulo para los 100 mariposa. También hace que los rivales me tengan en cuenta. Ha costado llegar hasta aquí, pero las cosas van saliendo. Estoy muy feliz. Solo he respirado dos veces en la final".