Copa, Liga y ahora Champions. Este último es el gran objetivo para la tercera temporada de José Mourinho en el Madrid. El técnico portugués habla de dos retoques, un número que se antoja corto si el club consigue abrir la puerta a siete jugadores. La prioridad es un lateral derecho, pero también hay que fichar un recambio para el meta Adán y pensar en un centrocampista de jerarquía y un delantero, si finalmente se marcha Higuaín.

Si algo funciona, no debe tocarse. Eso piensa también Mou , que se arrodilló dos veces esta temporada. Una en la tanda de penaltis en la semifinal ante el Bayern de Múnich y otra delante de su plantilla en la fiesta del Bernabéu tras la última jornada de Liga. Un gesto encaminado a agradecer el trabajo de unos jugadores que han firmado números históricos (100 puntos y 121 goles) y a los que había que demostrar que cree en ellos o, al menos, en una mayoría, en el bloque. A jugadores como Carvalho, Lass, Altintop, Albiol y Kaká se les ha indicado la puerta de salida. A ellos se unen el meta Adán, suplente de Casillas, y puede que Higuaín.

Mourinho no dudó en sacar del lateral derecho a Ramos para dejarlo fijo como central. Desde entonces, la banda derecha le ha dado mucho problemas. Hasta ocho jugadores han pasado por ese puesto, donde se han visto decisiones asombrosas, como la de colocar allí a Altintop en la ida de cuartos de Copa ante el Barça en el Bernabéu. Un fiasco más de un técnico que parece decidido a hacer las cosas con más sentido común. Se busca un lateral potente, de esos que el portugués define como de "costa a costa". La lista es amplia y Mourinho ya se la ha pasado a José Angel Sánchez, director general del club blanco. Ivanovic, del Chelsea, es el mejor colocado, pero el Madrid no quiere pagar más de 20 millones.

Dar cancha a Coentrao

Los refuerzos en la defensa se cerrarían con un portero que ocupe el puesto de Adán, que se marcha ante la imposibilidad de saltar un muro llamado Casillas. En el lateral izquierdo, Mourinho insistirá en justificar los 30 millones que costó Coentrao, aunque siempre estará Marcelo para echar algo más que una mano. Carvalho está en la lista de transferibles, pese a haber renovado una temporada más. También Albiol.

El centro del campo es el caballo de batalla del equipo. Sahin no ha resultado como recambio de Xabi Alonso. Ha jugado cuatro partidos de Liga, dos de ellos como titular, cuatro en Champions y dos en Copa, para un total de 642 minutos. Llegó con problemas en la rodilla derecha, en julio se lesionó en la izquierda, reapareció tres meses después y volvió a desaparecer. Mourinho cuenta con él y mantiene que ahora podrá hacer la pretemporada completa. Pese a esa declaración de fe, es probable que llegue un centrocampista de jerarquía para evitar que Xabi acabe fundido. Lass saldrá del equipo.

Arriba todo depende de la decisión final de Higuaín, al que hace unos días todos veían fuera pese a que el club ya ha hecho saber a su padre y a su representante que no tiene ningún interés en desprenderse de él. Ha marcado 22 goles en Liga, uno más que Benzema, cobra cerca de cuatro millones y tiene contrato hasta el 2016 después de su renovación del año pasado.

Higuaín quiere ahora superar los cinco netos y ser cabeza de cartel, lo que no tiene asegurado en el Madrid. Dicen que el PSG le ofrece nueve millones netos y que también el Inter, la Juventus y el Chelsea lo reclaman. La prioridad es la venta de Kaká, al que se le han acabado las oportunidades.