EL GESCRAP Bizkaia cayó ayer en Moscú ante el CSKA (79-60) en el segundo partido de la serie de play-off de la Euroliga, con lo que el conjunto español vuelve a casa con un 2-0 en contra que le obligará a buscar un milagro en Bilbao para seguir vivo en la competición europea, aunque este viernes plantó cara por momentos a uno de los favoritos para el título.