Una operación conjunta de los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional ha permitido la detención de 10 personas implicadas en una red de tráfico de sustancias dopantes. Entre las personas que han sido arrestadas, aunque ya ha sido puesto en libertad, figura César Pérez, el entrenador de Marta Domínguez, que sigue relacionado en la operación Galgo, de la que la atleta fue absuelta por la juez que instruyó el sumario en Madrid.

En esta operación, en cambio, sí hay una persona que ha ingresado en prisión. Se trata del médico colombiano Alberto Beltrán, que fue arrestado en el aeropuerto madrileño de Barajas cuando retornaba a su país. Beltrán trabajó en el equipo gallego de ciclismo Xacobeo, ya desaparecido, y de cuyas presuntas prácticas prohibidas ya alertó este periódico durante la pasada Vuelta Ciclista a España del 2009.

La policía catalana, en un comunicado que ayer hizo público, informó que no se descartan nuevas detenciones en una segunda fase. En la operación, denominada Skype, se han intervenido dosis de EPO, EPO CERA, hormona del crecimiento y anabolizantes, todos ellos prohibidos.

Los acusados podrían haber abastecido a atletas y ciclistas profesionales. Para llevar a cabo esta operación ha sido determinante la colaboración de dos deportistas suspendidos por doplaje, el ciclista David García y el atleta catalán José Luis Blanco, que ya puede competir.