Una pruebas más. La última. Charles Dias tendrá que esperar al entrenamiento de hoy para conocer si está o no disponible para el encuentro del domingo ante el Elche (12.00 horas; Canal Plus) en El Arcángel. El delantero del Córdoba se ha ejercitado prácticamente al mismo ritmo que sus compañeros durante toda la semana, pero la sesión de este mediodía (12.00 horas), en la que básicamente se jugará un partidillo, será crucial para su participación. "Hay un entrenamiento importante, con un partidillo, que espero que pueda terminar", explicó en sala de prensa.

Ayer, el brasileño completó el entrenamiento matinal en la ciudad deportiva sin problemas, pero se retiró antes de comenzar el mini partido con el que finalizó la jornada de trabajo de los blanquiverdes. "Estaba previsto", desveló después el jugador. Sin embargo, aseguró que tiene "miedo al golpear fuerte" el balón porque "hay veces que tengo un dolorcillo, aunque con los entrenamientos mejora". Por esta razón, Charles afirmó que "parte de la lesión está en la cabeza", pero en definitiva "las sensaciones son buenas" desde el pasado lunes.

El futbolista se encuentra con muchas ganas de regresar a los terrenos de juego porque sufre "más en la grada que dentro del campo". "Hay veces que la persona que está delante mía en la grada se lleva una patada. Lo paso bastante mal desde fuera, por eso quiero volver cuanto antes para ayudar a mis compañeros", señaló el futbolista, que por otro lado no quiere precipitarse, consciente de que una recaída puede ser aún peor. Sin prisa, pero sin pausa. "Según me han dicho, la zona es complicada".

NO CAMBIA A NINGUNO No está ajeno Charles a las informaciones que aseguran que el Córdoba está buscando otro delantero en el mercado de invierno. En este aspecto, el brasileño defiende a sus compañeros a toda costa. "Yo creo en mis compañeros, más que ninguno. No cambiaba a ninguno de los tres que tengo por nadie", afirmó el 11 blanquiverde.

Sobre este tema recordó el ex del Pontevedra que "estamos haciendo todos una buena temporada y seguro que vamos a mejorar, igual que yo mismo y todo el grupo", pero "no me corresponde a mí decir si tiene que venir otro jugador o no". Pese a todo, Charles insistió en sus declaraciones: "Confío en mis compañeros".

En lo que se refiere a su futuro, indicó que le inquieta "un poquito". "Mi representante se va a sentar con el club y va a hablar, pero yo ahora mismo solo puedo pensar en recuperarme lo antes posible y en jugar. Como ya os he comentado otras veces, yo intento preocuparme de jugar y mi representante, de lo otro", zanjó.

El vestuario también está concienciado de que el equipo debe aspirar a todo. "Tanto yo como todos mis compañeros pensamos en eso. Tenemos opciones de hacer algo muy bueno y debemos tener mentalidad ganadora. Y creer en nosotros mismos", destacó el futbolista.

"Las sensaciones son buenas. El equipo está bien, jugando bien al fútbol y hemos hecho una primera vuelta muy buena. Nadie esperaba que estuviéramos ahí. Ahora tenemos que meternos en la cabeza que la segunda vuelta puede ser mejor, porque podemos hacerlo. El Córdoba cuando empezó la temporada no era tan bueno como es ahora, y al final de temporada igual, será mejor todavía. Tenemos mucho margen de mejora y los jugadores que tenemos seguro que van a ir más", indicó una de las referencias del equipo blanquiverde.

Tanto, que sin el brasileño el Córdoba se ha mostrado mucho más ineficaz en ataque. Los números reflejas que en los cinco partidos que se ha perdido, el conjunto cordobesista ha marcado solo dos tantos, promediando menos de un gol por encuentro. En los 16 que sí ha jugado, la cifra aumenta hasta uno por choque.