El Córdoba deberá ejercer mucha presión con el objetivo de robar rápido y montar el contragolpe, cogiendo al sistema defensivo contrario desorganizado.