El Real Madrid espera hoy un partido tan difícil y duro como el disputado anteayer en la Caja Mágica, en el que se impuso al Power Electronics (71-65), pero confía en viajar a Valencia con la ventaja de los dos primeros encuentros a su favor en los cuartos de final de la Euroliga.

El entrenador del Barcelona, Xavier Pascual, es de los que piensan que en una serie al mejor de cinco partidos la victoria en el primer encuentro es determinante y su equipo la consiguió ante Panathinaikos, por lo que un nuevo triunfo acercaría a los azulgrana a la fase final que se disputará en el Palau Sant Jordi. Difícilmente se encontrará el Barça un partido tan complicado en casa como el que tuvo que resolver ante los griegos. Una victoria in extremis en un partido en el que Panathinaikos ofreció todo su repertorio táctico.

Por su parte, el Caja Laboral volverá a verse las caras con el Maccabi de Tel Aviv. Los vitorianos llegan a la cita con la tranquilidad de tener ya el primer triunfo en el bolsillo y el deseo de sumar un segundo antes de cambiar la serie de escenario. Dusko Ivanovic trabaja con sus jugadores para olvidar los primeros cuarenta minutos de la serie y plantear un nuevo partido.