El Pozoblanco se adjudicó la XXIX del trofeo Peña Real Madrid en un partido con mucho morbo a pesar de su carácter amistoso. Y es que el Villaralto, de Preferente, llegó plagado de canteranos del club pozoalbense, dispuestos a demostrar que tenían sitio en el equipo vallesano.

La gente aún se acomodaba cuando Juánfer sorprendió con un cabezazo a la zaga visitante haciendo el primero. El Villaralto no se acomplejó y empató con un bonito gol de Sergio, quien conectó un zapatazo lejano que tocó el palo antes de entrar.

Berges reservó parte de su artillería para la segunda mitad. A 20 minutos del final Hugo Díaz finiquitó el partido con un gol de cabeza.