La Audiencia Provincial será la que decida finalmente sobre el traslado de las grabaciones a las autoridades deportivas. El juez motiva su resolución en la protección del derecho a la intimidad y en neutralizar el "exceso de celo" Todo esto después de que el titular del juzgado de Instrucción número 7 de Alicante desestimara el recurso de reforma presentado por la Fiscalía de Alicante, contra el auto del 3 de agosto en el que este magistrado denegaba la puesta en conocimiento al Consejo Superior de Deportes (CSD) y la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) de la supuesta compra de partidos por parte del Hércules. El auto dictado ayer por el magistrado señala que la alegación de la Fiscalía no presenta "motivos bastantes" para poner en conocimiento de las autoridades deportivas estos hechos y añade que sí existe "una clara intromisión en el ámbito de la privacidad".

No obstante, el juez sí admite a trámite el "recurso subsidiario de apelación". Será la Audiencia Provincial la que tome la decisión final.