La diferencia que los españoles Rafael Nadal y Nicolás Almagro exhibieron ayer ante el francés Gael Monfils y el austríaco Jurgen Melzer, respectivamente, llevan a ambos a enfrentarse en una de las semifinales del Masters 1.000 de Madrid. Por su parte, el suizo Roger Federer deberá hacer frente al español David Ferrer, en la otra semifinal.

Rafa, finalista el pasado año, derrotó a Monfils de forma inapelable por 6-1 y 6-3 en 77 minutos, mientras que Almagro destrozó a Melzer, verdugo de Fernando Verdasco, por 6-3 y 6-1 en 58 minutos. Ambos se encuentran ya en la penúltima ronda sin ceder un solo set. Y ambos están pletóricos de fuerza. Pero Nadal ha ganado las cinco veces en las que se han enfrentado, cediendo solamente un set.

Ese es el desafío de Almagro tras lograr alcanzar ayer por primera vez las semifinales de un Masters 1.000 en su carrera. El murciano recuerda que además dispuso de cinco bolas de partido en el último enfrentamiento contra el cuatro veces ganador de Roland Garros. Fue en el partido de los cuartos de final del torneo París Bercy el año pasado, y el tenista de Manacor las abortó todas, para ganar luego por 6-3, 6-7 y 7-5.

Federer, por su parte, dio la vuelta al encuentro contra el letón Ernests Gulbis (3-6, 6-1 y 6-4) para alcanzar la semifinal del Masters 1000 de Madrid, de donde salió campeón hace un año.

Hoy se enfrentará al español David Ferrer, que ganó al británico Andy Murray, tercer favorito, por 7-5 y 6-3, en un partido que duró tres horas y cuarto y acabó cerca de la una de la madrugada. El español no dio opción al británico.