EL PILOTO ESPAÑOL reconoció que está "más preparado que nunca" para intentar ganar el título, aunque "no será fácil", a pesar de que su equipo "está entre los cuatro favoritos". "Hemos vivido dos años, 2008 y 2009, en los que no se ha podido estar en esa lucha y en 2010 estoy con todas las ganas del mundo".