Alberto Monteagudo, entrenador del Lucena, comentaba que "conseguimos la victoria con mucho sufrimiento. Pero ya sabíamos que iba a ser un partido complicado, en el que el Lucena se ha beneficiado de la recuperación goleadora de Cabello. Debimos irnos al descanso 2-0, pero nos anularon un gol de forma incomprensible que nos hubiera dado tranquilidad". El manchego sostenía que "mi equipo ha sabido sufrir", pero al menos "sirve para sumar tres puntos más ante un buen equipo, que nos permitirá afrontar con más tranquilidad los cuatro partidos que nos restan hasta llegar a Navidad". Sobre el árbitro, comentó que "no me gustaba hablar de la labor arbitral, pero no es lo mismo pitar al Lucena que al Granada".