El Cajasur Córdoba 2016 sumó una nueva derrota en su trayectoria en la División de Honor Plata de balonmano al caer en esta ocasión contra el Anaitasuna de Pamplona por 30--38. Los jugadores que ahora entrena Antonio Reyes nunca dieron la sensación de ser capaces de ganar un partido que afrontaron con las bajas del lesionado Carmelo y del sancionado Escribano. Para colmo, Hugo Grao se lesionó en los primeros minutos y ya no jugó más. El Cajasur 2016 comenzó, como siempre, mal el partido, llegando a conceder una renta de 7 goles a su rival en el minuto 20 (7-14). Sin embargo, un parcial de 6-1 en los cinco minutos finales propició que el marcador se apretara al descanso (15-17).

La tumba de los cordobeses llegó con un parcial de 1-5 en los primeros minutos de la segunda parte que dejó el marcador en un 16-22. El Cajasur no opuso más resistencia, bajando ostensiblemente desde entonces su nivel defensivo y dando una imagen triste de equipo entregado. El Cajasur seguirá el último.