Moisés García León llegó al Córdoba en el mercado de invierno de la temporada 2002/03 para intentar enderezar una nave que había comenzado con demasiadas vías de agua al mando de Iosu Ortuondo. Precisamente, el debut del delantero sevillano, con un empate sin goles ante el Compostela, significó el adiós de Iosu Ortuondo y la llegada de Fernando Zambrano. En esa media temporada, el delantero centro fue el segundo máximo goleador del equipo, con cinco goles (anotados ante Getafe, Zaragoza, Elche, Ferrol, Oviedo) y fue titular en todos los partidos (22) menos uno, en el que estaba sancionado. El recuerdo del ariete, a pesar de su relativa fugacidad, sigue intacto en gran parte del cordobesismo.

Quizá fue la primera carta de presentación de Gerardo en su inesperada llegada a Córdoba. El lateral derecho, otro trotamundos del fútbol, firmó el acuerdo con la entidad blanquiverde en el último minuto del mercado. Tanto, que incluso no logró cerrar un pacto por vivienda o vehículo. Su agente esperó demasiado y tuvo que tomar las riendas de las negociaciones él personalmente. Tanto Moisés como el resto de su familia le aconsejaron no quedarse parado y aceptar la oferta de la entidad blanquiverde. Y no parece estar arrepentido, precisamente. Lucas Alcaraz lo ha convertido en un pilar del once titular, que es lo que él necesitaba. El próximo sábado vivirán un duelo particular (uno más) desde que se separaron sus caminos en la temporada 1998/99, cuando jugaron juntos en el Villarreal.

Ya se cruzaron, sin ir más lejos, el pasado año, cuando el mayor, Moisés, jugaba en el Nástic, y Gerardo en la Real Sociedad. Ahora toca hacerlo con diferentes camisetas, aunque ambos han vestido la blanquiverde y allá por donde han pasado, haciendo honor a su segundo apellido (León), pero también al primero. Con otros dos hermanos futbolistas (Edu y Candelas) ayer le preguntaban en Canal Sur Radio a su padre, Eduardo García, hombre que ha estado ligado al fútbol como entrenador, cuál era su secreto. El hombre, muy modesto, simplemente acertó a contestar: "Que se han cuidado mucho y les gusta mucho este deporte".