Javi Flores regresó ayer a la titularidad con una actuación discreta, pero que contribuyó a lograr un punto en un encuentro muy igualado. El futbolista manifestó que el choque fue "complicado" desde el inicio, ya que el Nàstic estuvo "esperando salir al contragolpe". "Nos marcaron, trabajamos y al final conseguimos nuestra recompensa", añadió.

El jugador cordobés, que partió desde la banda izquierda, sintió ciertos murmullos por parte del público cuando tenía el balón en su poder. A este respecto, considera no hay razones para criticarle porque se deja "el alma" en el campo y ante eso "poco se puede recriminar".