El entorno del nadador cordobés Rafa Muñoz espera con incertidumbre la reacción que va a tener el bronce mundialista en los 50 mariposa en el hectómetro del estilo de mariposa. Tras sumar Muñoz en el medio hectómetro una presea de bronce, cuando todos esperaban la medalla de oro, nadie se atreve a pronosticar como habrá afectado a su moral todo lo acontecido en Roma desde su llegada. Aunque Muñoz dijo tras bajarse del podio en los 50 mariposa que "el bronce me ha sabido a oro", lo cierto es que acabó defraudado del resultado de la final de 50 mariposa. Sin embargo, el referente del Navial ha ido tomando conciencia real de lo que ha conseguido hasta ahora en Italia al convertirse en el primer nadador nacido en España capaz de sumar una medalla en un mundial de piscina de 50 metros.

Su entrenadora en Córdoba, María del Mar Gamito, asegura que "Rafa Muñoz ha dejado atrás ya lo sucedido en los cincuenta mariposa y espera con mucha ilusión la opción que tiene de sumar su segunda medalla en los cien mariposa". Gamito reconoce que el favorito es Michael Phelps aunque puntualiza que "si Rafa es capaz de estar a su primer nivel podría sacar mucho provecho del marcaje que van a hacerse Phelps y Cavic tras lo sucedido en la final olímpica de Pekín". La entrenadora del Navial cree que Phelps "saldrá a por todas tras batir el récord mundial de esta prueba hace menos de un mes en Estados Unidos".

Muñoz luchará en la hipotética final por superar a Cavic pues hasta ahora ha terminado tras él en las seis finales de competiciones internacionales en las que han estado juntos en los últimos dos años.