El nadador Rafa Muñoz (Córdoba, 3 de marzo de 1988) ya sabe lo que es subirse al podio de un mundial tras hacerlo cuatro veces en el 2008 en los dos campeonatos europeos que disputó. Tras una temporada que fue de ensueño hasta el mes de abril, ha sabido mantenerse en la élite tras atravesar una leve crisis en el mes de junio que cortó su progresión. El mejor nadador del club Navial ha evolucionado a lo largo de los últimos meses mejorando su salida, su musculatura y su brazada en los últimos metros de las pruebas.

El nadador cordobés apuntó tras la disputa de la final de 50 mariposa que "estoy como si hubiera ganado el oro". Reconoció que, a diferencia del domingo en las series y semifinales, sí se había sentido "un poquito nervioso, pero no lo suficiente para decir: me han podido los nervios". Muñoz, de 21 años, dijo: "estoy igual de contento que si hubiera ganado la medalla de oro; es mi primera medalla en un mundial". "El oro lo ha ganado Cavic, que tenía ahí una espinita desde Pekín que parece que se ha sacado conmigo. Targett, que también es bastante bueno, y yo tercero que no es de chocolate (la medalla), pero es bastante sabrosa", declaró. "Cavic, ha corrido más, no sabría decirte ha sido así o así, han tocado antes que yo", explicó.

Su entrenadora en Córdoba, María del Mar Gamito, reconoció que "salió espeso, dándole una ventaja preciosa a Cavic. Quizás ha acusado algo los nervios. Pese a todo, el éxito es para ser recordado siempre pues ganar una medalla en un mundial es algo muy importante".

Mientras, la presidenta del club Navial, Celia García--Pantaleón, apuntó que "para la entidad que presido es un orgullo tener a un medallista en un campeonato mundial. Rafa Muñoz ha trabajado mucho esta temporada y se merecía una medalla de este valor".

Por su parte, la quince veces campeona nacional de natación, Belén Domenech, dijo tras ver la final de 50 metros mariposa que "se le vio más suelto el domingo que en la final. Si hubiera nadado en la final como en las semifinales se habría llevado seguro el oro".