Con la llegada de Daniel Junior Lopes el Córdoba inaugura el capítulo de fichajes extranjeros para la campaña 2009/2010. El defensa brasileño es el único integrante de la plantilla blanquiverde que no ha nacido en territorio español, lo que pone de manifiesto la apuesta por jugadores nacionales que está llevando a cabo Javier Zubillaga durante esta pretemporada. Y viendo las plantillas y los resultados del Córdoba durante la última década, parece una apuesta acertada.

Desde la temporada 99/00, la de la vuelta a la Segunda División, el equipo cordobesista ha cosechado sus mejores resultados cuando ha tenido menos jugadores extranjeros. De hecho, en la 04/05, la del descenso a Segunda B, fue la campaña en la que hubo más jugadores no nacidos en España. Bilic, Montenegro, Cáceres, Armentano y Pulpo González comenzaron la temporada en El Arcángel, pero tras la desastrosa primera vuelta solo Bilic y Montenegro se mantuvieron en el equipo. En el mercado de invierno llegaron otros ocho jugadores extranjeros (Saja, Cristian Alvarez, Pierini, Jonay, Leo Jiménez, Marchiori, Anderson y Fredrick), que a pesar de mejorar la imagen del Córdoba no pudieron evitar el descenso.

Las dos temporadas anteriores también se había apostado por los jugadores extranjeros y el resultado había sido un decimosexto puesto y una salvación en el último partido. Precisamente, fue un uruguayo el que marcó el gol de la permanencia en Leganés. Nico Olivera formaba pareja en ataque con Pulpo González, que había sustituido como delantero estrella a Dennis Serban. El rumano llegó a mitad de la 02/03 y compartió vestuario con otros extranjeros "ilustres" como Ramzi, Sandro o Whelliton.

Ninguno de ellos consiguió llevar al Córdoba a la duodécima posición, la más alta alcanzada por el Córdoba en Segunda durante la última década. Así se clasificó en las temporadas 99/00, 00/01 y 01/02; cuando el número de jugadores foráneos nunca pasó de cuatro. En la 09/10 difícilmente se llegará a este número de extranjeros, que en el proyecto de Zubillaga son minoría.