La plantilla blanquiverde volvió a vivir una mañana de tranquilidad en el césped de El Arcángel, toda vez que Juan Luna Eslava decidió en el último momento cambiar el escenario del entrenamiento, previsto inicialmente en la ciudad deportiva. La primera parte se desarrolló en las pistas interiores del estadio municipal y, posteriormente, los jugadores se ejercitaron suavemente sobre el césped sin mayores novedades.