La lesión que sufrió Rafael Nadal en la rodilla derecha en la final del torneo de Rotterdam no le impedirá al número uno del mundo estar en la eliminatoria de Copa Davis que España debe jugar ante Serbia del 6 al 8 de marzo próximo. "Si Albert Costa me selecciona, estaré en Benidorm. La rodilla no será un problema", aseguró el campeón español ayer en Madrid tras someterse a una revisión que despejó sus dudas. "Rafa sufre una tendinitis de inserción en la rodilla derecha pero no es alarmante ni tiene nada que ver con la lesión del año pasado. Se trata de una sobrecarga en el tendón rotuliano debido al esfuerzo de las últimas semanas. Deberá parar 48 horas y seguir un tratamiento específico de antiinflamatorios y osteoterapia", explicó Angel Ruiz Cotorro, médico de la Federación Española de Tenis, que le visitó ayer aprovechando que ambos coincidieron en Madrid para presentar el acuerdo de patrocinio del tenista como imagen de Mapfre para cuatro años y la creación del Centro de Medicina del Tenis de la aseguradora que el doctor Ruiz Cotorro dirigirá en la clínica Cima de Barcelona.

DUDOSO PARA DUBAI La lesión de Nadal no tiene nada que ver con la que tuvo a finales de la pasada temporada que le obligó a renunciar a la Copa Masters de Shanghái y a la final de la Copa Davis contra Argentina. "No estoy preocupado por mi rodilla, simplemente ha sido una cuestión de sobrecarga y de cansancio al no poder descansar suficiente después del Abierto de Australia", explicó ayer Nadal, que podría renunciar a participar la semana próxima en el torneo de Dubái.