La jornada festiva de hoy ha sido aprovechada por la Federación Andaluza de Fútbol para celebrar un nuevo capítulo liguero en la Primera Andaluza. Esta será la única jornada intersemanal que presenta el campeonato coincidiendo las restantes en domingo. Esta novena comparecencia liguera se presenta con bastantes urgencias para los seis clubes cordobeses, habida cuenta de que su falta de resultados positivos les están alejando de los objetivos marcados a principio de temporada. Además, la jornada viene marcada por la disputa de dos encuentros de rivalidad provincial.

Así, en Casasblancas (12.00 horas; Cañada Cruz), el Peñarroya, escocido por su derrota in extremis del pasado domingo, recibe la visita de un Montalbeño que llega pletórico tras romper su mala racha de resultados. Aún así, los ajeros siguen en puestos de descenso, pero la dinámica de juego y resultados les hacer ser optimistas.

El otro derbi provincial estará en la Ciudad Deportiva de Priego (17.00 horas; Artacho Cobo) donde el titular de la localidad recibe la visita del Baena. Anclado en el farolillo rojo desde hace demasiadas jornadas, con un solo punto sumado sobre 24 posibles, la situación de los prieguenses se antoja dramática. En los baenenses retornan Pablo y Roberto tras cumplir sus sanciones, pero pierden a Herrerías por idéntico motivo.

Dos jornadas sin vencer han descolgado al Montilla hasta la cuarta plaza liguera y la cabeza clasificatoria está ya a 6 puntos. Por tanto urge vencer y de manera inmediata esta tarde en el Municipal montillano (17.00 horas; Lorente Lorente) con la visita de un siempre peligroso Castilleja.

Esta tarde visita La Juventud (17.00 horas; Sánchez Rus) el Cabecense, un equipo recién descendido de Tercera División, al que le cuesta sobre todo fuera de casa, donde sus resultados son muy discretos. Aún así conviene no fiarse por su experiencia.