No hay nada capaz de alterar el comportamiento temperamental de Escalante. Pocas cosas le inquietan. Muestra su habitual tono serio, lineal y despreocupado para referirse a la reducción de puntos de sus perseguidores, el Cartagena y el Sevilla Atlético.

“El objetivo es estar en la promoción”

¿Primeros? En las últimas cuatro jornadas el Cartagena ha reducido su distancia con el Córdoba en dos puntos y el filial sevillista en cinco. Y como si nada. “No nos podemos parar a mirar si los demás están más cerca; nos fijaremos en ellos sólo cuando los tengamos enfrente”. Porque Escalante tiene clara una cosa. “No nos propusimos un objetivo de ser líderes, sino de estar entre los cuatro primeros”. Y recuerda que “muchas veces se ha dicho que el objetivo era ser campeones y luego se ha estado luchando por no bajar”. “No adelantamos nada hablando de eso”.

Una espina clavada por errores propios.

El equipo cordobesista tiene una espina clavada por la derrota en la primera vuelta. “Es inevitable tardar en olvidarla”. Lo dice por la forma en que se produjo. “Se dieron circunstancias de principiante que no estaban de acorde con la experiencia de los jugadores”. El técnico quiso recordar el penalti absurdo, la expulsión de Reyes o la jugada del último gol. También remarcó que “el Granada encaja muy pocos goles fuera de su estadio, aunque no mete muchos”. Cierto; es el menos goleador del grupo (6), aunque sólo ha recibido 9.

¿Van a echar el balón fuera?

Cuando en el partido en Los Cármenes el Granada marcó el gol que dio la victoria ante el Córdoba, Navarro estaba tumbado en el terreno de juego y los granadinos no tiraron el balón fuera. ¿Lo echarán los blanquiverdes si se diera el caso? Escalante no ha dado ninguna orden a su plantilla. En el vestuario tampoco ha salido el debate, aunque hay algunos que expresan claramente su opinión respecto a fingir lesiones para parar el partido, como Endika. “Creo que se debería meter mano y ser el árbitro el que parase el partido porque al final lo que pasa es que te encaras con otro y te acaban sacando amarilla, así que lo mejor para que no pase eso es que pite el árbitro”.

Los casos de Flores, Arteaga y Endika.

Ninguno de los tres jugó un minuto el domingo ante el Cerro Reyes. Arteaga y Javi Flores ni siquiera fueron convocados. El canterano lleva seis partidos ausente. Pero a Escalante no le preocupa su inactividad. “Porque al final de la temporada seguro que todos llegan en plenitud de condiciones”. Pero ninguno alza la voz. “Por respeto”. Endika incluso responde con una carcajada.