El vicerrector de Estudiantes de la Universidad de Córdoba, Manuel Torres Aguilar, lanzó en la mañana de ayer una desesperada llamada de ayuda a las instituciones públicas y a las empresas privadas cordobesas para que salven a los conjuntos federados de la UCO. Torres reconoció que no hay efectivamente ninguna partida presupuestaria reservada de cara a la campaña 2007/2008 para los equipos de la UCO, que militan desde la campaña 88/89 en las ligas interprovinciales, por lo que dijo "de no lograr apoyos económicos por el cincuenta por ciento de lo que cuestan, los retiraremos". Unos 180.000 euros buscará desde enero Torres para salvar a los conjuntos universitarios, la mitad de lo que cuestan los actuales. Hay que apuntar que el conjunto de baloncesto femenino cuesta 300.000 euros.

Manuel Torres apuntó que la medida tomada en la Universidad ha venido provocada por "las nuevas normas que nos ha impuesto la Consejería de Innovación y Empresa de la Junta de Andalucía. Dice esta norma que las universidades deben destinar sus fondos a la investigación y a la innovación y que solo deben mantenerse otro tipo de inversiones si se consiguen apoyos externos que cubran el 70 por ciento de los gastos".

Torres apuntó que de cara al curso 2006/2007 hay destinados 82.000 euros para cubrir la actual temporada y 113.232 para costear el Trofeo Rector y las competiciones nacionales.